Sélection d'articles
23 janvier 2013
La Jornada
Carlos Paul
Muestran-una-metfora-del-hombre-indefenso-y-vulnerable
Muestran una metáfora del hombre indefenso y vulnerable
Fe, esperanza y caridad, de Gottfried Helnwein, se presenta en el Museo de San Carlos.
México, DF. La violencia que ejerce el hombre sobre sus semejantes es el tema central de la retrospectiva Fe, esperanza y caridad, del fotógrafo, pintor y dibujante austriaco Gottfried Helnwein (Viena, 1948), quien es considerado uno de los artistas más polémicos de su generación, pues en muchas de sus obras hiperrealistas utiliza como modelos a niños cuyos rostros, inocencia y fragilidad son trastocados estéticamente, transfigurándolos en heridos o ensangrentados, que terminan como una representación de esa violencia, una metáfora del hombre indefenso y vulnerable.
Por vez primera el público mexicano tiene oportunidad de conocer y apreciar una muestra del trabajo de Helnwein, la cual se presenta en el Museo Nacional de San Carlos y concluirá el 4 de marzo.
La muestra integra también obras que exploran la época e ideología nazi, ya que Helnwein vivió una niñez marcada por la posguerra en una Austria conservadora, cuya población adulta tristemente callaba las atrocidades perpetradas durante la Segunda Guerra Mundial, así como sobre quienes las habían cometido.
Una de las técnicas que Helnwein utiliza consiste en retratar sus modelos para después proyectar la imagen sobre el lienzo y componer la obra al óleo o acrílico, proceso en el que transfigura la imágenes sin perder su realismo.
Imágenes perturbadoras
Agrupadas en distintas salas de la planta baja del Museo de San Carlos, la muestra de Helnwein se complementa con una serie de fotografías perturbadoras y provocadoras, las cuales han convocado desde el pasado octubre cuando se inauguró la muestra, a un público mayoritariamente juvenil.
Fe, esperanza y caridad es una de las 15 exposiciones que se inauguraron en ese recinto museístico durante 2012, así como Francisco Toledo: no tocar, España en Acapulco, Caminos del barroco: entre Andalucía y Nueva España; Amanecer: Thorsthen Brinkman, El rostro de la mujer en la historia del arte: del siglo XIV al XXI, Francisco Zúñiga: exposición centenario; Los caprichos de Goya, y Gustavo Monroy, entre otras.
Durante 2012 el museo fue visitado por 90 mil 88 personas, mientras en 2011, fueron cerca de 47 mil.
La muestra Fe, esperanza y caridad, de Gottfried Helnwein, comienza con una obra del acervo del Museo de San Carlos, Las siete virtudes, de Pieter de Kempener, para luego dar paso a 36 obras de gran formato y 15 fotografías del artista austriaco.
En la primera sala, además de un Micky Mouse con un rostro perverso, se pueden apreciar una serie de cuadros de gran formato de rostros de niños en close up.
Caras infantiles maquilladas cuyas texturas, cromatismos e inocentes miradas inquietan y provocan en el público distintas reacciones. Rostros y miradas de personas que no se sabe si acaban de morir, si están desmayados o tan sólo soñando, pero al final de cuentas son rostros que devienen, convergen y representan la violencia.
En una segunda sala se expone una serie de obras cuyo propósito es resaltar y denunciar a los militares que enarbolaron la bandera del nazismo.
El público, sin dejar de apreciar la belleza compositiva y estética de las obras, puede reflexionar sobre las figuras representativas de esa ideología y régimen.
Entre ellas destaca la obra Epifanía I: la adoración de los magos II.
El recorrido continúa con más rostros y obras cuya emotividad, belleza y fragilidad son el medio para iluminar el trasfondo de cada imagen: la despiadada violencia, cuyo impacto –al ser expuesta utilizando como medio la belleza de los cuerpos y los rostros de niños que posaron como modelos–, cobra en el espectador un singular cruce de emociones y pensamientos.
De acuerdo con uno de los textos de presentación las obras y dibujos de Helnwein van desde el realismo crudo hasta el expresionismo brutal; y algo sublime está ahí. Como ejemplo se puede encontrar aquí el cuadro Los sueños infantiles.
Helnwein ha expuesto en Estados Unidos, Japón, China y Rusia, entre otros países. Han posado para él célebres personajes, como Arno Breke, el artista favorito de Hitler; Charles Bukowski; Lech Walesa; Marlene Dietrich; Willy Brant; Roy Lichtenstein; Michael Jackson; el roquero Marilyn Manson, y el grupo alemán Rammstein, entre otros.
La exposición, con la curaduría de Susan Crowley, se complementa con una serie de perturbadoras imágenes que reflejan otro tipo de angustia y dolor: una violencia y un sufrimiento más sicológico.
Son 15 impactantes fotografías que se exhiben en la sala Manuel Tolsá, las cuales han interesado mucho a los jóvenes, pues son imágenes que se realizaron para el disco Sehnsucht 5 (1997), del grupo Rammstein y las que formaron parte del cd, exposición y performance The Golden Age of Grotesque (La era dorada de lo grotesco), de Marilyn Manson, en colaboración con Helnwein.
Por otra parte, entre las exposiciones, conciertos, presentaciones de libros y programas de educación para adultos que se efectuaron en el Museo de San Carlos, destacó la presentación del volumen Enseñar en el museo del arte: interpretación como experiencia, resultado de varias investigaciones sobre cómo miramos las obras de arte.
Para este año se tiene proyectada una magna exposición internacional sobre el arte manierista, en la que se reunirá obras de Estados Unidos, Canadá y Francia.
El Museo Nacional de San Carlos, dedicado a la difusión de arte europeo de los siglos XIV al XX, se ubica en la avenida Puente de Alvarado 50, colonia Tabacalera. Información en los teléfonos 5566-8342 y 5592-3721 y en la página electrónica.
The Museo Nacional de San Carlos, Mexico City
2012
The Museo Nacional de San Carlos, Mexico City
2012




vers le haut